Encuéntranos en Google+. Comoju: La Suertes 2015 y Pasiego Bobal 2012 de Bodegas Pasiego, presentados en sociedad

19 de junio de 2016

La Suertes 2015 y Pasiego Bobal 2012 de Bodegas Pasiego, presentados en sociedad

El director técnico de Bodegas Pasiego, José Luis Salón, presentó anoche las nuevas añadas de Pasiego La Suertes 2015 y Pasiego Bobal 2012, en un acto en el que también se pudo comprobar la evolución de los vinos de autor de la firma desde 2003 y que tuvo lugar en el Restaurante El Racó, un “trocito” de la bodega sinarqueña en la ciudad de Valencia.



Salón introdujo en primer lugar el vino más joven de la bodega, el Pasiego La Suertes 2015, un blanco “alegre y jovial” elaborado con macabeo (75%) y sauvignon (25%), y que fue vendimiado entre el 7 y el 12 de septiembre pasados. Para Salón, conseguir este blanco ha resultado todo un “descubrimiento” y un “grandísimo acierto”, dada la situación en altura de los viñedos en una zona en la que las variedades blancas son prácticamente inexistentes.

La Suertes 2015 es un vino “fresco en boca”, que presenta una “acidez muy equilibrada” y en el que convive el “recuerdo de flores blancas y notas cítricas”, según comentaron los asistentes en la cata abierta y participativa que se realizó para medios especializados. Un vino que hay que tomar “muy frío” y que resulta ideal para el verano.



Por su parte, el Pasiego Bobal 2012 es un tinto en el que la bobal (85%), syrah (10%) y merlot (5%) se elaboran y se envejecen por separado, y que presenta una buena intensidad, con taninos potentes, y recuerdos a compota, especias y notas balsámicas.

Para los asistentes, se trata de un vino con “buena acidez”, con “notas de frutas y barrica que se acompañan mutuamente” y una sensación de fruta al final. Un tinto de 14,5 grados ideal para acompañar carnes rojas.



El director técnico de Pasiego, por su parte, destacó el “desafío” que supone cultivar la bobal en tierras de Sinarcas, situadas a 900 metros de altura sobre el nivel del mar, lo que hace que la maduración de la uva sea más complicada que en otras zonas.

Tras la presentación de estos nuevos vinos, se realizó una cata vertical para comprobar la evolución de los Pasiego de Autor de 2003, 2005 y 2009, en la que los asistentes también pudieron comentar sus impresiones. Se trataba de una prueba arriesgada, al analizar vinos con más de diez años, pero cuyo resultado sorprendió a los participantes. Así, de la añada más antigua, la de 2003, comentaron que se trataba de un “vino con mucho interés”, al que equipararon con “un señor mayor disfrutable”.



Esta cata, que sirvió para que quienes ya probaron estos vinos hace unos años echaran la vista atrás y pudieran comprobar cómo han evolucionado, cómo la base inicial de tempranillo ha ido dejando paso a la cabernet sauvignon, demostró que son vinos “muy vivos” a pesar de llevar más de una década en botella.

Por último, se cató también el Reserva 2004, tras lo que se sirvieron una serie de tapas para degustar con los vinos presentados.



Así, se ofrecieron tres tipos de croquetas con bacalao, mejillones y chipirones, respectivamente, y un all i pebre de rape ideales para La Suertes, así como una de las especialidades del local, el "Xe, que bo", un revuelto de jamón serrano, cebolla caramelizada y patata confitada, muy apropiado para los tintos.



El Cantó sirvió también dos platos típicos de la gastronomía de Sinarcas, como embutido de orza y la típica morcilla de pan, y burruecos, un postre típico de Carnaval que se acompañó con un vino dulce natural en el que está trabajando Pasiego.



En el acto estuvo presente también el técnico de la DO Utiel-Requena Diego Pérez Navarro, quien destacó la “pasión por el campo” y el “respeto por la tradición y el medio ambiente” que lleva a cabo Bodegas Pasiego, una bodega situada “en la zona más alta de la DO”, lo que le confiere “características especiales” a sus vinos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas Gracias por estar, leerme y dejarme tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...