Encuéntranos en Google+. Comoju

26 de noviembre de 2020

Mermelada de Caquis con Naranjas y Cazalla (anís)

El caqui (o kaki) es de las pocas frutas que no se pueden consumir directamente del árbol, sino que previamente necesita un proceso que la libere de su astringencia y que de manera industrial se hace en cámaras, pero de manera casera también podemos hacer.

La teoría me la sabía, pero nunca había tenido la posibilidad de probarlo en casa hasta hace unos días.

En una conversación en la que me comentaban que no sabían que les pasaba a unos árboles que daban caquis pero no había quien los comiera, comenté que había escuchado que para hacerlos comestibles se les debía poner en un recipiente cerrado con una copa de alguna bebida alcohólica (normalmente Coñac) y justo unos días mas tarde, me entero que igualmente sirve poniéndolos en una bolsa con una manzana.

La suerte y la posibilidad de experimentarlo por mi misma llegó cuando me dieron esos kakis para ver que podía hacer con ellos.

Así que manos a la obra y unos los puse con el alcohol (con cazalla que aquí en Valencia es normal) y otros en una bolsa con una manzana.

La sorpresa llegó cuando al cabo de 5 días, los que habían estado con la manzana estaban completamente maduros, melosos y dulces, y a los 8 días, los de la cazalla habían perdido esa astringencia que los hacía incomibles, y ya podían comerse, pero con una textura crujiente, pero menos sabor y menos dulzor (y estos, además, con un toque anisado al comerlo) 

Como me dijo Pep por el Twitter "el Etileno que desprende la manzana, acelera la maduración de los cakis de su alrededor. El alcohol simplemente ayuda a eliminar los taninos que producen la aspereza."

Mismo fruto, dos modos de tratarlo y dos frutas completamente diferentes, pero ambas comestibles. 

Y así, aprovechando esos kakis madurados con la manzana y la cazalla de los otros, junto con las naranjas que tambien me habían dado, era hora de probar a hacer una mermelada.

MERMELADA DE CAQUIS CON NARANJA

* 1 Kg. de caquis (pelados)
* 2 naranjas
* 400 gr. de azúcar
* 50 ml. de cazalla (opcional)

Ponemos en el vaso de la thermomix todos los ingredientes y trituramos unos seg. a vel. 6.

Programamos 25 min., Temp. Varona, vel. 2 (si vemos que a mitad del tiempo se desborda por el bocal del cubilete, bajamos al temperatura a 100º)

Modo Tradicional: Trituramos todos los ingredientes y ponemos a fuego medio durante unos 25 minutos

NOTAS: La textura no es la de la mermelada tradicional y si lo dejamos un poquillo mas, bien podemos hacer Dulce de Caqui como con el membrillo.

7 de noviembre de 2020

El cocinero Jose Luis Simón de "A huevo Restaurante" protagoniza una nueva edición de ‘Cocineros con futuro’ y Momentos Alhambra

Vuelve "Cocineros con Futuro", la propuesta con la que, desde 2016, Rambleta y Cervezas Alhambra han venido alumbrando a los talentos gastronómicos más prometedores de la ciudad. Retomando esta iniciativa, esta vez de forma presencial después de que el confinamiento obligara a hacerlo de forma virtual en los últimos meses, en la que un cocinero prepara un menú diseñado ex profeso para maridar con las diferentes referencias de cervezas Alhambra. 

En esta ocasión, es el turno del chef Jose Luis Simón del restaurante A huevo.

Leonés de nacimiento, Jose Luis Simón es un apasionado de la cocina y un perfeccionista incansable. Desde muy joven tuvo claro que su futuro estaba en los fogones y se formó y trabajó con algunos de los mejores chefs del mundo. Ha pasado por restaurantes de reconocido prestigio como Akelarre o El Celler de Can Roca, además de La Maison Blanche, en París. Durante un tiempo estuvo trabajando en el hotel SHA Wellnes Clinic donde se especializó en cocina macrobiótica, antes de trasladarse a Dublín donde continúo su carrera. Su completa trayectoria profesional ha dado lugar a un estilo gastronómico donde tradición, innovación y salud forman un equilibrio perfecto en su cocina. A Huevo es el proyecto que desde hace tres años, comparte con su pareja, Raquel López, natural de Burriana (Castellón), viajera y amante de la buena cocina, que está al frente de la sala. 

Junto al cocinero leonés, Juan Miguel López-Gil (Beer sommelier - maestro cervecero) guió con una cata a través de los sentidos, invitando a disfrutar sin prisa de las diferentes referencias de Cervezas Alhambra y de un menú único. Descubriendo como las siete referencias – Alhambra Especial, Alhambra Especial Radler, Alhambra Reserva 1925, Alhambra en Barrica de Amontillado, Alhambra Reserva Roja, Alhambra Reserva Esencia Citra IPA y Alhambra Baltic Porter–  potenciaban los sabores y las notas de los diferentes platos.

El menú que Jose Luis confeccionó para este nuevo encuentro comenzó con una Alhambra Especial mientras se degustaba un Pan rústico de "La Tahona Del Abuelo" con Aceite de Oliva Virgen Extra de San Mateu (Castellón) "Finca Varona La Vella"

Y a continuación: 

* Ceviche de gambón con azafrán, lima, chips de maíz y plátano macho, con Alhambra especial Radler

* Fartón de bogavante con mayonesa de soja picante y ensalada de col, con Alhambra Reserva 1925

* Huevo campero pochado con velouté de foie gras, puré de boniato y brioche tostado, con Alhambra en Barrica de Amontillado

* Tajín de cordero con cous cous, curry rojo y crujiente de especias, con Alhambra Reserva Roja

* Cremoso de fruta de la pasión con espuma de coco y piña caramelizada al ron, con Alhambra Reserva Esencia Citra IPA.

A través del proyecto "Cocineros con futuro", Rambleta junto a Cervezas Alhambra plantea un nuevo ángulo desde el que vivir cada experiencia gastronómica. Esta particular visión fusiona conocimiento y aprendizaje, experiencia y talento, bajo coordenadas contemporáneas en las que el arte de crear –también en las cocinas– se fragua lentamente, dando importancia a cada ingrediente, cada técnica, cada elaboración. Una oportunidad para conocer la gastronomía 360º tal y como la entiende Cervezas Alhambra, a través de encuentros con los cocineros y cocineras cuyas propuestas acompañen los matices y el sabor de cada una de sus referencias con estos "Momentos Alhambra". 

 

27 de octubre de 2020

Zeta Beer Co. presenta BE-LOW, una innovadora IPA sin alcohol distribuida por Bierwinkel

Una IPA aromática, ligeramente amarga, plena en boca y con una espuma blanca, cremosa y persistente.



Hasta aquí todo normal, pero hablamos de la primera “sin” que los valencianos de ZETA ponen en el mercado. Una elaboración, BE-LOW, desarrollada en colaboración con Cervezas Majara y hoy presenta Bierwinkel en Las Cervezas del Mercado, su espacio del Mercado de Colón, para luego distribuir en todo el territorio nacional. La distribuidora hispano belga con sede en Valencia, Bierwinkel, da así, un paso más en su colaboración con las cerveceras artesanas valencianas, a las que apoya desde su inicio.
 
La BE-LOW, que en todos los análisis de laboratorio no ha llegado a alcanzar los 0.65% ABV, (recordemos: la legislación española permite etiquetar como “sin alcohol” cualquier cerveza por debajo de un 1% de contenido alcohólico), se sustenta en un sistema innovador de macerado que arroja un mosto con más de un 80% de azúcares no fermentables. Maltas Pils, Carahell, T50 y altodextrina, con un peso enorme en la proporción de la receta para las maltas caramelizadas.
 
La receta se ha trabajado durante meses, entre Ángel Cózar (Majara) y Manuel Fuentes (ZETA), con el objetivo primordial de conseguir una cerveza sin alcohol que esquivara todos los tópicos que acompañan a este tipo de cervezas. A base de adiciones en frío de lúpulo Chinook se ha conseguido una cerveza resinosa, herbal y aromática que, junto a un tratamiento especial del agua, consigue un cuerpo considerable y una muy destacable plenitud en boca.
 

Una de las cuestiones claves para nosotros era alcanzar una fermentación completa de la cerveza, que la levadura realizara todo el trabajo posible para no comprometer la estabilidad posterior con cambios de temperatura”, afirma Fuentes, maestro cervecero de los valencianos. Una peculiaridad que se consigue con una levadura específica que no es habitual en la elaboración de cervezas sin alcohol, y no consume maltotriosa.
 
El resultado, según afirman desde ZETA BEER CO., “ha superado todas las expectativas”. Carlos Ramada, manager de los de Alboraya lo tiene claro: "Nos encontramos ante un producto de altísima calidad, sabroso y estable que creemos que encaja como un guante en un nicho de mercado que pedía a gritos una sin alcohol con un poquito de rumba"

Ángel Cózar, muy orgulloso con el resultado final, es un firme defensor de las cervezas de bajo contenido alcohólico: “El alcohol, desde luego, es una parte primordial de la cerveza, pero en exceso también llega a enmascarar matices que forman parte de la experiencia cervecera”. Desde Majara tenían claro que una sin alcohol tenía que llegar “y ha sido con unos hachas como los chicos de ZETA”, comenta Cózar.

En el mercado español las cervezas sin alcohol forman parte de una tradición de consumo muy arraigada. Con esta primera experiencia, llevada directamente del marco teórico a la práctica en un único lote colaborativo, ZETA BEER CO ha abierto un nuevo melón en su recorrido por la experiencia y experimentación cervecera. Están entre los números uno “lagermaniacos” de las craft nacionales. Han sido los primeros en patentar su propia levadura salvaje, nacida y crecida bajo una higuera de su pueblo. Y ahora se sacan de la manga una IPA sin alcohol de fermentación completa y levaduras nada habituales.

En Alboraya, desde luego, por lo menos no se aburren.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...