Encuéntranos en Google+. Comoju

24 de noviembre de 2022

Torta de Café y Limón

No se si el invierno quiere o no llegar del todo, pero lo que si que es innegable, es que ya va apeteciendo estar en casa tranquilamente e incluso algunos días coger la manta, un café y disfrutar de alguna buena película.
 
Y para no dejar solo ese cafetín, si además preparamos un bizcocho, podemos decir que la tarde va a ser perfecta.
 
Podeis preguntaros que porqué lo llamo "Torta" y es muy sencillo: Hace unos días traje una serie de libros de recetas antiguos y en uno que se llama "Enciclopedia de la Repostería" de Conchita Gimenez (y un equipo de doce amas de casa) venía esta receta y así la denominaban.
Por lo que fiel a seguir la receta (no del todo, pues era dos láminas de bizcocho, cada uno de un sabor que luego se "unían" con algún tipo de crema) le dejé lo de Torta. Aunque es verdad, yo he preparado mas bien un Bizcocho al no poner esas dos capas de cremas entre las "láminas" de bizcocho.

Pero bueno, como Torta empezó, en Bizcocho atigrado acabó y se llame como se llame, desapareció.
 
 
 
TORTA DE CAFÉ Y LIMÓN

* 125 gr. de azúcar
* 75 gr. de mantequilla
* 2 huevos
* 100 ml. de leche
* 250 gr. de harina
* 8 gr. de impulsor químico

* 25 gr. de azúcar aromatizada de limón (o azúcar glas y ralladura de limón)

* 25 gr. de azúcar glas
* 1 cucharadita de canela
* 1 cucharadita de extracto de café

Se bate el azúcar con la mantequilla hasta que esté bien cremosa.
Se añade la leche y los huevos y, por último, la harina previamente mezclada con el impulsor.

Se divide la masa obtenida en 2 y se mezcla una de ellas con la raspadura de la corteza de limón y el azúcar; y la otra con la canela, el extracto de café y el resto del azúcar glas.

Se va vertiendo la masa cucharada a cucharada alternando una crema con otra en un molde engrasado y se lleva a horno precalentado unos 30 min. a 180º C.

16 de noviembre de 2022

Brioche de la Abuela

 Cuando te pones a pensar en una receta que quieres elaborar, lo primero que haces es ponerte a buscar información sobre ella, a buscar diferentes recetas para ir haciéndote una idea de cómo vas a tener que prepararla para sacar ideas de una y de otra y poder “montar” la que será tu receta definitiva.

En esta ocasión, sin saber cómo, llegué a un vídeo de Recetas de Esbieta y solo por la manera de elaborar el brioche, tan diferente al resto que había estado mirando, sabía que tenía que probarlo y comprobar realmente como quedaba.

Reconozco que no lo hice muy segura del resultado, pero me iba animando según iba viendo como la masa iba cambiando a cada paso y la textura sedosa que iba quedando.

Hay que tener en cuenta que mejor empezar la receta por la tarde-noche para que repose con calma y así a media mañana la podemos estar horneando, aunque recomienda dejarla reposar nuevamente una vez horneado, hasta el día siguiente para que la miga se asiente bien.

Soy una ansias, lo sé, y me gusta probar las cosas recién hechas, aun calentitas, aunque se recomienden reposos y que enfríen y como ya sé que este brioche merece la pena, el próximo lo probaré en calentito porque aunque los sabores aun no estén del todo asentados, la esponjosidad que tenía al desmoldar, tiene que ser todo un espectáculo a la hora de comértelo.
 



BRIOCHE DE LA ABUELA

* 4 huevos medianos
* 10 gr. de levadura fresca ó 3,3 gr. de la seca
* 30 gr. de azúcar
* 200 gr. de harina de fuerza
* 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
* 50 ml. de aceite de oliva
* Pizca de sal

Pintar:
* 1 huevo
* 1 cda. de leche
* Pizca de sal

En un recipiente pon la levadura y mézclala con el azúcar perfectamente.

Añade 3 huevos y bátelos bien junto a la levadura y el azúcar. Añade la harina y la sal y mezcla todo el conjunto hasta que esté bien integrado (no hace falta amasar, solo integrarlo todo)
* En amasadora, a velocidad 2 o 3, unos 3-4 min.

Deja la masa en reposo unos 20 minutos.

En un vaso pon el aceite y el otro huevo y mezcla bien. Lleva a la nevera hasta el momento de usar.

Volcamos la masa y comenzamos a amasarla hasta que no se pegue (aprox. 15 min.)
* Amasaremos en vel. 2, unos 20 min. o hasta que se despegue la masa de las paredes.

Dividimos la mantequilla en 4 partes y añadimos la primera a la masa. Vamos amasando hasta que integremos muy bien una y otra.
Incorporamos la segunda parte de la mantequilla y vamos repitiendo los procesos hasta que integremos la mantequilla completamente.
Recordar, no se añade el siguiente trozo de mantequilla hasta que el anterior no esté completamente integrado.
* En vel. 2, añadimos la mantequilla en 4 pasos sin añadir el siguiente trozo hasta que el anterior no esté integrado.

Ahora vamos a ir incorporando a cucharadas la emulsión de “huevo y aceite”. Incorporaremos una cucharada, amasamos hasta que esté integrada y volvemos a incorporar otra cucharada.
Así hasta terminar con toda la emulsión.
* En vel 2. seguimos añadiendo cuchara a cuchara la emulsión, sin añadir mas hasta que la anterior no esté integrada en la masa.

Ponemos la masa en un recipiente y con las manos humedecidas, doblamos la masa en tres partes (como cuando hacemos los pliegues del hojaldre) y dejamos reposar 30 min.

Volvemos a doblar la masa en forma de sobre y repetimos el proceso de reposo de 30 min.
Y así 4 veces en total.

Guardamos la masa en la nevera entre 8 y 16h.


 
Pasado el tiempo, amasamos la masa lo justo para deshincharla y la dividimos en 3 partes, que bolearemos y pondremos una al lado de otra en un molde de plum-cake engrasado con mantequilla.

Dejamos la masa reposando hasta que mas o menos triplique su tamaño.


 
Cuando esté lista, pintaremos con el huevo batido, la leche y sal y llevaremos al horno precalentado en el que habremos puesto una bandeja de agua para aportar vapor, a 175º C calor solo abajo, 10 min. y bajamos a 160º C y ahora calor arriba y abajo unos 12 min.


 
Sacamos del horno y dejamos enfriar unos 5 minutos antes de desmoldar. Ponemos sobre una rejilla y dejamos en reposo ente 4 u 8 horas antes de cortar.
 

 
 
 
 

10 de noviembre de 2022

Bizcocho de Yogur y Manzanas

Hacía mucho que no preparaba un bizcocho y la verdad, el haber añadido a un bizcocho tan básico, la manzana, ha hecho que cambiara no solo su sabor que es normal al llevar manzana, sino que también su textura, pues la manzana le ha aportado un punto de “jugosidad” que hacía que llegaras a pensar que no te estaba tomado el simple Bizcocho de Yogur de siempre.

Hay que reconocer que con los bizcochos tenemos un infinito abanico de posibilidades a la hora de ponernos a preparar alguno, Y en mi caso, me gusta ir probando diferentes opciones, llegando incluso a antes de repetir alguno, buscar otro diferente.

El único que si que he hecho muchísimas veces es el Bizcocho de Yogur y Cointreau porque era el que hacía en casa de mis padres y hasta que no llegó el Bizcocho de Yogurt de la Tía Carmen, no me sabía ninguno mas.

Lo que queda evidente ante todos estos Bizcochos de Yogur es que todos son diferentes, con pequeñas variaciones, si, pero ni siquiera es el mismo y todos son perfectos.

Pero vamos al que toca ahora gracias al libro: Secretos Culinarios de las Hermanas Clarisas “Cocina Monacal”.



BIZCOCHO DE YOGUR Y MANZANAS

* 1 yogur de limón
* 3 huevos
* 1 medida de yogur de aceite
* 2 medidas de yogur de azúcar
* 3 medidas de yogur de harina
* 2 cucharadas de ralladura de limón
* 1 sobre de impulsor químico

* 3 manzanas peladas y cortadas en láminas

Batimos los huevos con el azúcar hasta que doble su volumen.

Añadimos la ralladura, el aceite y el yogur y mezclamos todo bien pero con cuidado.

Incorporamos la harina con la levadura e integramos a la masa perfectamente.

Pelamos la manzana, la laminamos y vamos alertando en un molde engrasado, capa de crema, otra de manzana, crema, manzana, crema y terminamos con una manzana.

Llevamos a horno precalentado a 180º C unos 45 min.

Sacamos del horno y espolvoreamos con azúcar glass.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...