Encuéntranos en Google+. Comoju

7 de diciembre de 2017

Una experiencia G-Astronómica bajo las estrellas de Aras de los Olmos #ValenciaStarlight #MediterraneoEnVivo

Cuando desde la Agència Valenciana de Turisme se ponen en contacto conmigo para invitarme a descubrir un Observatorio Astronómico uniendo lo Gastro con lo Astro y conocer una de las Reservas Starlight más importantes de España, tuve claro que tenía que ir para aprender sobre este mundo de las estrellas y sobre el Turismo Starlight o Turismo de las Estrellas.



Para ello nos desplazamos hasta Aras de los Olmos, en la comarca de Los Serranos, dentro de la Mancomunidad del Alto Turia. Que junto con los pueblos de Alpuente, Titaguas, La Yesa y otros 23 municipios de la comarca de Teruel Gúdar-Javalambre, son destinos astronómicos preferentes.

Y que es esto de Destino turístico Starlight y Reserva Starlight.
Por la calidad del cielo de Aras de los Olmos y el compromiso con el medio ambiente, ha conseguido este reconocimiento como destino astronómico preferente.
Y para explicarnos el tema mucho mejor, empezamos la jornada con Alberto Fernández Soto, miembro del Observatori Astronòmic de la Universitat de València, que intentó que viéramos la luz y nos definió lo que significaba "Reserva Starlight":
"Una Reserva Starlight es un espacio natural protegido en donde se establece un compro­miso por la defensa de la calidad del cielo nocturno y el acceso a la luz de las estrellas. Tiene como función la preservación de la calidad del cielo nocturno y de los diferentes valores asociados, ya sean culturales, cientí­ficos, astronómicos, paisajísticos o naturales"



Y por la calidad de sus cielos y la nula contaminación lumínica que tiene, se decidió por parte de la Universitat de València, la instalación del Observatorio de Aras de los Olmos (OAO), el cual posteriormente fuimos a visitar.



El Observatorio está equipado con tres telescopios de 40, 50 y 60 cm. de diámetro y dos cámaras de cielo completo, y realiza actividades como las noches de observación abiertas al público y el “Aula del Cel” (proyecto en colaboración con la Generalitat Valenciana).



Despues de visitar el observatorio, volvimos a Aras de los Olmos, donde nos esperaba una degustación de productos locales:

* Cerveza artesanal La Galana de La Yesa
* Mermelada de manzana esperiega del Rincón de Ademuz, de Loles Salvador
* Mieles La Travina de Aras de los Olmos
* Trufa negra JavalTuria de la comarca del Alto Turia



Mientras en el exterior, vecinos de Aras de los Olmos preparaban unas gachas típicas de la localidad, en sus calderos de hierro y como no, a leña, que con la fresca noche que hacía realmente se agradecía.



Pero lo que de verdad nos iba a hacer entrar en calor y los "GastroBloggers bajo las estrellas" estábamos esperando, era la Cena Temática Astronómica que Javier Serrano de "La cena de los Sentidos" Casitodoslosentidos, nos tenía preparada y que denominó "Cena de las estrellas, galaxias y otros fenómenos culinarios curiosos"



* Big Bang: Gachas migas de Aras
* Constelación Ibérica: Carpaccio de presa ibérica con mantequilla de anchoas y ajo negro
* La crema que quiso ser agujero de gusano: Crema de alcachofa en negro con calamar de playa



* El asteroide: Papa de arroz con trucha humada y mayonesa cítrica
* La vía Láctea del cordero: Cordero al horno con espirulina, miel y patata violeta
* Saturno en cacao: Esfera de chocolate y caramelo con sus anillos
* Cremaet estelar



Acabamos la jornada alojándonos en el Hotel Aras Rural, donde al día siguiente rematamos esta experiencia con un desayuno junto a los productos locales que habíamos podido degustar el día antes.


28 de noviembre de 2017

Marvi, Casa Cent Duros y Les Tendes, ganadores de los ‘III Premis Cacau d’Or’, con los que Amstel reconoce los mejores almuerzos de la Comunitat

* Los ‘Premis Cacau d’Or’ nacieron en 2015 de la mano de Amstel para apoyar a la gastronomía valenciana y al sector de la hostelería. Desde entonces, se mantienen activos gracias al trabajo de la Comunidad #LaCulturaDelAlmuerzo, liderada por el crítico y agitador gastronómico Paco Alonso.

* El polo de formación e innovación gastronómica Veles e Vents, ha acogido la gala de su tercera edición, en la que han participado el President de les Corts, Enric Morera, y el Concejal de Comercio del Ayuntamiento de Valencia, Carlos Galiana, evidenciando el apoyo institucional a esta iniciativa.

* Amstel pone de relieve con estos galardones la cultura del almuerzo valenciano, un hecho diferencial en la gastronomía española, que ofrece un nuevo momento de consumo a los hosteleros y que acerca productos y recetas enraizadas en la tradición culinaria de la Comunitat a los consumidores.



Desde que en noviembre de 2016 se entregaron los galardones de la segunda edición de los ‘Premis Cacau d’Or’, los miembros de la Comunidad virtual #LaCulturaDelAlmuerzo, han visitado cientos de locales en toda la Comunitat a la búsqueda de grandes representantes de esta tradición gastronómica, a veces de manera independiente, otras en excursiones y visitas grupales. Unos meses de investigación sobre el terreno en los que han ido emitiendo sus calificaciones y que han servido para escoger a los ganadores de la tercera edición de estos galardones.

Un palmarés en el que han querido reconocer la tradición pero también el mestizaje, cómo otras culturas gastronómicas se integran en el almuerzo típico valenciano.

Es el caso de Marvi, todo un referente en València para los amantes de la cocina gallega que, no obstante, ha sabido adaptarse perfectamente al esmorzaret, incluyendo su especialidad, el ‘Pulpo a feira’, el lacón o las patatas gallegas entre el menú y ofreciendo como alternativa al tradicional cremaet una espectacular ‘Queimada con conxuro’.



El segundo reconocimiento es para Casa Cent Duros, de ambiente y sabor genuinamente valencianos. Con recetas tradicionales y abundantes, su propuesta cuenta con el atractivo extra de un local situado en plena huerta de Borbotó. Esto le permite ofrecer un entorno que transporta a los comensales a otra época y que les ayuda a establecer una conexión directa con los orígenes de esta tradición culinaria, el esmorzaret que practicaban los trabajadores del campo para reponer fuerzas en las duras mañanas de trabajo.



Por último, los Premis Cacau d’Or 2017 han viajado a L’Almàssera para reconocer en Les Tendes - ubicado en una de las antiguas tiendas de las que toma su nombre este bar-restaurante y el peculiar barrio en que se asienta - el respeto a la tradición. El local completa aforo los fines de semana con una oferta humilde, a precios populares y que sigue rigurosamente los pasos del ritual del almuerzo valenciano. Tapas típicas de esgarraet, les tellines, clotxines y caracoles se ofrecen como acompañamiento de bocadillos de Blanc i negre, Llomello amb faves o Almussafes, entre otras propuestas, maridadas con cerveza.



Estos tres restauradores se suman a los reconocidos en 2015, Rausell (València), Ca Pere (Nules), La Pascuala (València), La Pérgola (València) y Bar Polígono (Dénia).
Así como en 2016, El trocito del medio (València), Bar Kiosko (València) y La Mar Salá (Cullera).



En su tercera edición, los galardones creados por Amstel siguen apostando por demostrar que la gastronomía es mucho más que la innovación de la alta cocina, encontrando en los ingredientes y entornos autóctonos, en las preparaciones populares y tradicionales, así como en la integración de diferentes culturas culinarias, gran parte de su fuerza. Un ejemplo es el esmorzaret que cada día practican miles y miles de valencianos, y que el año que viene volverá a contar con los Premis Cacau d’Or para reconocer a sus mejores representantes.


El almuerzo valenciano no tiene réplica en ninguna otra autonomía española. Sin embargo, representa a la perfección la esencia de la dieta mediterránea, con productos como las olivas, la salmorra o el emblemático cacau del collaret. Pero eso es sólo para abrir boca, luego viene un festín interminable de propuestas arraigadas en el territorio, que acaban con el café y que suele ir acompañado de cerveza. Todo un ritual que Amstel quiso poner en valor en 2015 con una serie de iniciativas que incluían los ‘Premis Cacau d’Or’, unos galardones con los que reconocer a los mejores almuerzos de la Comunitat.



Siempre hemos apoyado a la gastronomía y hostelería valencianas porque es lo natural para Amstel, somos la única cerveza de marca que se elabora en la Comunitat y estamos presentes en unos 26.000 puntos de distribución. Esa penetración nos ha permitido ser partícipes del fenómeno del almuerzo valenciano”, ha apuntado Alejandro Rodríguez, responsable de Relaciones Institucionales de HEINEKEN España en Levante, en la entrega de la tercera edición de estos galardones. “Precisamente, ser conscientes de que aporta un momento de consumo extra a los hosteleros y de que conecta a los valencianos con su tradición culinaria nos llevó a arrancar un movimiento de reconocimiento del Esmorzaret que sigue vivo”, ha señalado Rodríguez, agradeciendo el trabajo que en este sentido ha realizado la Comunidad #LaCulturaDelAlmuerzo, liderada por el crítico y agitador gastronómico Paco Alonso.

Un movimiento que ha logrado recabar el apoyo institucional, plasmado en la participación del President de les Corts, Enric Morera, y del Concejal de Comercio del Ayto de Valencia, Carlos Galiana, en la gala de entrega de la III edición de los ‘Premis Cacau d’Or’ celebrada en el Veles e Vents, polo de formación e innovación gastronómica.

El evento ha contado con la presencia de destacados representantes de la hostelería valenciana, que han podido disfrutar del showroom ‘L’esmorzaret, ànima de la dieta mediterrània’. Todo un homenaje a esta tradición donde los asistentes han podido catar sus productos gastronómicos estrella, como las aceitunas de Verdú o el aceite de oliva virgen extra del Projecte Diània (Beniarrés).



Además, el ‘Cacau del Collaret’ de Toni Montoliu. Ostras Guillardeau, de Japofish y el maestro heladero Pepe Tormo de la Vall D’Uixó (Gelats Aquilino), que ha presentado un nuevo helado elaborado con Amstel Oro



Junto a las elaboraciones del Gremi de Forners de ValènciaJamones Castro y González, de Guijuelo (Salamanca) y Quesos Hoya de la Iglesia, de Requena.



Las tradicionales ‘Coques De La Safor’ de Pepe Cotaina (Oliva)



Y el restaurante La Mar Salà








20 de noviembre de 2017

Cerveza, ciclismo y Pale Ale: Zeta presenta con una semana grande, su nueva Malabrocca en Las Cervezas del Mercado

Lo nuevo de ZETA es una clásica Pale Ale en su versión americana. Receta a base de la afamada malta pálida Maris Otter, de origen inglés, combinada con la potencia de dos lúpulos americanos como el Cascade y el Mosaic. El resultado es la Malabrocca, una cerveza de alta fermentación y baja graduación alcohólica, fácil de beber, seca, refrescante, con tonos a cereal, nuez y galleta característicos de la Maris Otter y, en aroma, las poderosas notas cítricas de los lúpulos americanos.



Malabrocca se presentó en Valencia el jueves 16 de noviembre, en Las Cervezas del Mercado by BWK. El espacio, ubicado en la planta baja del emblemático Mercado de Colón, ha configurado toda una semana con lo mejor del catálogo de ZETA en sus grifos. Ocho de los grandes éxitos cerveceros de los valencianos (Hell, Hop, Zendra, Nublar…) servidos en barril, presididos por la nueva Malabrocca, que durante ocho días, hasta el 23 de noviembre, vendrán acompañados por los mejores montaditos de la casa: la clásica titaina del Cabanyal, espencats, chistorras, salmorejo con caballa, ensaladillas… Una semana grande de “Zelebración” para conmemorar la llegada de un estilo tan clásico, tan entroncado en la matriz cervecera como el Pale Ale.


El nombre de Malabrocca no es casual. Se trata de un corredor en la Italia de la postguerra, que hasta se escondía en los bares para llegar el último, pues la “maglia negra” suponía una retribución económica.

Pero los que no se escondieron para divertirse en la presentación de esta nueva cerveza valenciana fueron 4 grandes ciclistas: Quique Gutiérrez, segundo en el Giro en 2006 y en grandes vueltas; Ángel Casero, ganador de la vuelta a España y de muchas más entre el 95 y el 2005; Stefano Garzelli, también ganador del Giro en el 2000 o Francisco Benítez e Iván Herrero, todos corredores de grandes vueltas internacionales.



Pocos estilos de cerveza se asocian tanto a una geografía como las Pale Ale a las Islas Británicas. Es emblema entrar a cualquier pub y calzarse una pinta sin pestañear a temperatura de bodega. El gusto frutal, ligeramente amargo y la baja carbonatación. El servicio desde los clásicos y tradicionales cask que impulsan manualmente la cerveza del barril a la copa… Toda una colección de particularidades que forman parte de la cosmogonía misma de la cerveza.

Las Pale Ale son bebibles, refrescante y cargadas de tradición. Garantes de la famosa y ansiada drinkability y precursoras de todo el abanico de cervezas amargas y lupuladas que vienen causando furor en las últimas décadas.
Con este nuevo estilo, la fábrica con sede en Alboraya recupera la mirada sobre una familia de cervezas con poca incidencia en su catálogo (constelado de cervezas de baja fermentación), que por primera vez, estará accesible y servido en barril bajo un mismo espacio tan cervecero como Las Cervezas del Mercado.

Volver a la Pale Ale más clásica es virar hacia la familia de cervezas que, con seguridad, ha despertado en una legión de consumidores el germen del conocimiento cervecero. Malabrocca es un homenaje, sin tonterías ni añadidos, a los inicios de la cerveza craft. Una receta que nace de la colaboración de ZETA con la cervecería madrileña El Pedal, ubicada en Lavapiés, que también explora la elaboración bajo el nombre de Cerveza Sin Freno, y se incorpora a la línea de cervezas colaborativas de los de Alboraya, las Brewing With Bros Series.



El nombre y la etiqueta de esta American Pale Ale se inspiran en el universo de las dos ruedas, rindiendo tributo a uno de los primeros grandes mitos del ciclismo: Luigi Malabrocca. Corredor entusiasta de la década de los 40, sin ninguna gran victoria en su palmarés, la fama alcanzó a Malabrocca por sus enconadas luchas por la maglia nera del Giro de Italia. Una distinción primitiva (remunerada, además), que acreditaba, por entonces, como último clasificado de la Gran Vuelta italiana.

Ficha técnica - Malabrocca

5,7% ALC. VOL. - 50 IBU
Cerveza estilo American Pale Ale
Maltas de cebada: Maris Otter
Lúpulos: Perle, Cascade y Mosaic
Levadura: California Ale


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...